Ainss… Después de más de un año…

26 01 2010

Llegaba ahora del instituto, mientras, en la guagua, miraba pasear a algunas parejas por el lugar donde nos dimos nuestro primer beso, y lo recordé, recordé aqué beso tímido y suave que te di mientras un paraguas nos cubría de la lluvia. De película…
Recordé que había hecho una entrada al blog esa noche, tan feliz que estaba de tenerte a ti como pareja… Y pensé en ello, y lo que pienso es que hoy en  día no cambiaría nada de lo que escribí esa noche…

“No sabes ni por asomo cuánto creas en mí…”
No, no lo sabías, no lo sabes, no lo sabrás.
Aún, después de más de un año sigo pensando que creas emociones en mí que quizá jamás entiendas… Sentimientos que influyen tanto en mí, que me llevan y me traen como las olas cuando me dejo llevar por la corriente.

“No tengo palabras para describir lo que siento cuando estás cerca, o cuando nuestros labios se tropiezan…”
El sonido de tu voz, de tus latidos, el olor de tu piel, el sabor de tus labios, tu mirada cómplice… Todas esas cosas ya forman parte de mí.
Quizá, para describir eso que siento, sí que ya tengo palabras… El sentimiento más bonito que puede existir en un ser humano.

“O muchas veces también cuando veo que sonríes como yo…”
En este caso es alegría, cuando ríes conmigo de cualquier cosa, o cuando te ries de mí (¬¬)… Sé que son bromas^^…

“Hoy Quería dedicarte mi entrada al blog, ya que hoy para mí ha sido un día súper especial, el mejor regalo de reyes (y el mejor día de reyes) de todos…”
Hoy quería escribir esta entrada al blog ya que hoy, al recordar aquel día tan especial me ha cambiado la vida, me he sentido como ese día. Tú me cambiaste la vida de un día a otro, dejando en mí pedacitos de ti que me hacen ser otra persona, tú eres ahora mi vida… No soy la misma que la de hace un año, sin embargo, me conozco mejor que hace todo ese tiempo. Raro, ¿verdad?. Pero es que has hecho ver en mí cosas que yo no veía, cosas de las que te has dado cuenta tú y yo todavía no.
Siempre serás el mejor regalo de reyes que jamás tendré… Aunque no seas para mí por siempre (aunque nunca se sabe), el recuerdo vivirá. Los recuerdos sí que son para siempre, los filósofos griegos decían que para ser inmortal hay que permanecer en el recuerdo. Aquel 6109 perdurará en mi mente.

“Hmm…. Te Quiero.” Y más que ayer, pero siempre menos que mañana…