Amor.

29 03 2011

Hoy quiero hablar de esa cosa que mueve el mundo.

Qué cosas. Hasta hace un año era la persona más feliz del mundo gracias a ello. Y gracias a ello, después de sufrir tanto, he cambiado y ahora no soy la misma persona. Pues sí, sí que mueve el mundo.

MissLila me ha dicho no hace mucho que debería sentirme orgullosa, porque soy capaz de amar incondicionalmente, porque soy capaz de amar por encima de todas las cosas. Y que de eso no es capaz todo el mundo. Según ella, es un don.

Yo diría que es un defecto que tengo. No soy capaz de controlar ese tipo de sentimientos, bueno, creo que no soy capaz de controlar ningún sentimiento. Sin embargo, sé que no soy capaz de tener sentimientos malos hacia nadie por mucho daño que me hagan. ¿Por qué? porque me pesan las cosas buenas. Y por eso no sé guardar rencor.

Sin embargo a veces siento ganas de sentir rencor y odio por algunas personas. Porque hacen cosas malas y se lo merecen. Pero no, yo no soy así.

Soy esa niña que adora. Que puede llegar a adorar a cualquier persona, sea como sea, sea un amigo, o amiga, o una persona especial… Y puedo llegar a adorar tanto, que ese sentimiento que tengo por esa persona nunca lo olvido. Yo no soy igual que otras personas… Que tienen un mejor amigo día sí, y al otro, uno distinto, y sentir por el anterior menos que por éste. Esa gente yo creo que no sabe querer.

Yo quiero a cada persona de manera diferente.

Hace poco llegó a mi vida, de nuevo, una amiga que tenía, incondicional, y para mí lo sigue siendo. Mis sentimientos hacia ella no han cambiado. Ninguno. Para mí siempre será una de mis mejores amigas.

Para mí y mis sentimientos no pasa el tiempo. No puedo dejar de sentir nada por nadie. Sólo aprendo a vivir con ello, y no me cuesta aprender.

¿Por qué este tema justo ahora? Supongo que son mis desvaríos a causa del periodo. Es lo que tiene.

A pesar de creer que es un defecto, soy feliz de querer a gente que de verdad me quiere, aunque también las hay que me han defraudado. Adoro adorar a esas personas, a cada una de manera diferente. Me hacen sentirme bien cuando tenemos alguna muestra de cariño. Con esto quiero decir que, a pesar de ser un defecto, ese tipo de momentos son mágicos.

Y no los cambiaría por nada en el mundo.

Y con ésta última conclusión, les dejo.

Anuncios




Ellas.

18 03 2011

Ver sus carillas felices me hace tan feliz…

Quisiera que lo fuesen siempre. Porque… ¿Qué sería de mí sin esa felicidad que todas ellas rebosan?
Yo lo soy si ellas lo son.
Porque da igual el tiempo, la distancia, las discusiones que alguna vez hemos tenido, porque no importa nada. Porque, al fin y al cabo, el destino acabó dejándome un pedazo de cada de ellas. Y las adoro por ello.

Ellas. Ellas saben quiénes son. Sí, sí, tú, y tú, y tú, y tú, y tú… La que me saca una sonrisa nada más verla. La que, con sólo una mirada, sabe cómo me siento. La que es incondicional siempre.

Todas ustedes son esa tú. Todas saben que me tendrán aquí para lo que quieran, que intentaré ayudar en todo lo posible.

Y no sé. Sé que he cometido errores. Todos lo hemos hecho alguna vez. Pero créanme que me siento con suerte por tenerlas a ustedes.

Sin nada más que decir, porque ni me salen palabras, ¡me despido!





Enamorada del viento.

9 03 2011

Vivo enamorada del viento, de la lluvia…

Me encantan los días de lluvia, y lo que más me gusta de ellos es ver cómo se queda la carretera tan limpia. La gente no sale de sus casas y se ponen en familia a ver la televisión o a hablar de cualquier cosa.
Es curioso cómo se unen en días cómo éstos cuando en otros momentos se pasan el día discutiendo, o sin hablar o sin verse directamente. Un día como el de hoy es para tener compañía, para compartir cosas, contar las mismas anécdotas de siempre, mirar las fotos del baúl, o para, con esa compañía, ver una película abrigadita en casa.

Aunque también echo mucho en falta la playa…
Un buen descanso en la playa… con el sol que te calienta mientras que la brisa del mar hace que estés tan a gusto que ni siquiera recuerdes tu propio nombre y los dedos deslizándose en la arena. Los baños en el mar, con amigos, con pareja, o a solas, de cualquiera de las formas es relajante… Hundirte en el mar y notar cómo te mueven las olas.

Pero, mientras tanto, vivo enamorada del viento y la lluvia.





Esperaré.

6 03 2011

“Volver a sentir labios que hacen que las noches sean maravillosas y un cacho más cortas. Volver a sentir por la mañana ese destello de luz cuando me miraba al espejo. Volver a querer ser más feliz aún y no sólo por mí.

Esperaré a una brisa de verano que haga mis días algo más frescos.
Esperaré a que en invierno otro sol de más me alumbre.
Esperaré a que en ese extremo del mundo aparezca otro cielo.
Esperaré a sentir, una vez más el deseo incontrolable de llenar de alegría el mundo.

Que se desborde, que ni siquiera con ello estaré satisfecha…”