Siguen pasando los años

8 05 2017

No sé cuánto tiempo hace que no escribo, pero necesitaba de este espacio hoy para expresar mis sentimientos. Creo que por eso tenía este blog, que (por cierto) cumple muy en breve nueve años.
La vida me alejó de este espacio. Arquitectura, la verdad, es que me alejó de todo.

En los años de carrera he vivido mil cosas, momentos geniales, en los que me he venido muy arriba; y momentos muy duros, en los que he decidido, por un momento, dejarlo todo atrás y abandonar. Porque he estado cansada, deprimida, triste, y triste porque lo que siempre he querido me hacía sentir tan miserable. He comprendido de qué se trata irte a dormir triste y volver a despertar exactamente igual.

Echo de menos a mi familia, a mis tíos y primos, mi hermana y mis sobrinos que veo tan poco, y a mis amigos, lejos o cerca, que no puedo visitar tan a menudo como me gustaría. A mi pareja, a la que disfruto muy poco. Echo de menos, también, tener tiempo para mí, para disfrutar de mis ratos, de mis libros, de mis cosas, y no tener remordimientos si lo hago.
Y un día más, sigo aquí, luchando por lo que quiero, por último con días no muy buenos, pero gracias a los que tanto echo de menos, que veo tan poco, pero me hacen tan feliz, he podido salir adelante. Ellos han sido de una ayuda increíble.
Mis padres, que me aguantan todo; mi abuela, que me habla mimosa y orgullosa por teléfono; mis amigos, que siempre tienen un “¿qué tal?” en el whatsapp, una llamada inesperada, un mensaje de apoyo; y él, que tiene una sonrisa infinita acompañado de un “todo saldrá bien” en sus labios.

No saben lo infinitamente agradecida que me siento a todos y cada uno de ellos, a todos, incluso a los que ya no están por circunstancias de la vida, pero que me aguantaron mucho, y mucho tiempo. Ojalá pudiese expresar mejor los sentimientos que me salen del pecho ahora mismo, ojalá mis palabras fuesen más bonitas, más románticas… Porque todos ellos se merecen mínimo eso.

Gracias, porque aún el camino es largo, pero has permanecido todo este tiempo a mi lado y aún me apoyas para lo que me queda.

Anuncios




20 taquitos…

17 12 2012

Como ya habrán notado un poco… (Un poco solo)… Tengo esto algo abandonado. (Algo mucho muchísimo)

En una hora, o así, cumplo 20 años. VEINTE. Dejaré de ser TEENager… pero bueno… El tiempo pasa.

Esto me ha llegado, aunque no lo crean, un poco de sopetón. Explico por qué.

Tengo una vida realmente fácil, tengo, ahora mismo, muy pocos problemas, aunque también he de decir que ya he pasado mis movidas y menos mal que ya está todo tranquilo. Lo que quiero decir es que tengo mi vida más o menos resuelta… Tengo decidido qué estudiar y voy a muerte con ello, tengo una relación más que estable, unas amigas que siento que ya no puedo cambiar (ni quiero, todo hay que decirlo) y hasta tengo un pequeño trabajo. Que eso ya es lo más extraño del mundo en una persona joven española.

Lo que quiero decir es… ¿esto es así y ya está? Yo quiero más, quiero más cosas… No quiero terminar la carrera y a trabajar como las locas. Quiero más cosas. No es que quiera más cosas materiales, o más amigos o más novios… soy feliz con las cosas que tengo… pero quiero vivir mas…

Viajar, sobretodo, pero la economía pues no me acompaña.

Dinero, en este mundo todo se hace por dinero. Al menos siguen habiendo personas como yo que hacen las cosas por amor….

Gracias por estar ahí,  aunque yo hace mucho tiempo que no esté….

Gracias a mis amigos, por serlo, siempre pienso que no los merezco… Gracias a Unai, que es el tesoro más bello que podría haber encontrado… Gracias Eydan, por haber nacido…

Este año, mi deseo es seguir siendo tan feliz como lo soy hasta ahora y hacer un poquito más feliz a aquellos que me rodean. Se lo merecen más que nada y nadie en este mundo.

 

Hasta pronto…^^





El tiempo no existe.

13 04 2012

Ya no siento que exista el tiempo, y es desde aquél 29 de Octubre que decidiste besarme. Y es que todos los días que pasamos juntos es como el primero. Es como, nada más y nada menos, aquél 29 de Octubre.

Ya no creo en el tiempo, ni en las horas, ni en los minutos, ni en los segundos… pues desde aquél día es todo eterno y rápido a la misma vez. Todo fluye, todo va como el agua corriendo por el río hasta llegar a un gran mar… a ese efímero pero inmenso mar.

Te has convertido en una gran parte de mí. En aquello en lo que pienso todo el día y en lo que sueño por la noche. Eres simplemente tú. Una persona maravillosa, que haces que quiera ser mejor, que haces que quiera ser lo mejor para ti.

Prometo intentar siempre serlo. Prometo cuidarte como hasta ahora he hecho.

Porque ahora mi tiempo es infinito.

Te quiero.





Soy esa.

15 03 2012

¡Hola!

Soy esa, ¿you know?

Soy aquella que pretende hacerte sonreir, que rías de esa manera tan curiosa.
Soy aquella a la que le encanta verte feliz e ilusionado.
Soy aquella que sueña contigo y que se despierta pensando que sólo has sido un sueño.
Soy aquella que desea despertar a tu lado.
Soy aquella que quiere besarte todas las mañanas.

Soy esa que, simplemente, quiere besarte…. y es que soy esa que ya no encuentra la manera de decirte que te quiere.

Espero que esta manera te guste





A la vuelta de la esquina.

25 01 2012

Y lo encontró donde menos se lo esperaba, a la vuelta de la esquina.

Lo saludó con educación, como siempre se hace. No lo reconoció al instante, pero sí es verdad que llamó su atención: la sensación que le dio no era común.
Lo vio pasar como una vez hacía mucho tiempo, pero apenas lo recordaba, estaba encerrada en sí misma desde aquella vez que se fue para, aparentemente, no volver.

Pero sí, sí volvió el amor a ella para hacerla inmensamente feliz.