Días sin escribir…

28 08 2009

En todo el mes creo Que he escrito dos entradas…

Aish…T_T

La verdad es Que mi tiempo, desde hace mes y medio, lo estoy dedicando al Inglés y a él, ya que desde que empiecen las clases, eso de vernos, va a ser poco. Bueno, más vale eso que nada…

Nervios, sí, nervios son lo que tengo. En 4 días me examino de inglés… y la idea de suspender me aterra…

¡Necesito aprobar ese examen! Si no lo apruebo sé que tendré que repetir 2º de Bachillerato y no me hace ni pizca de gracia, no, no…

¿Un año más tendré que esperar para ir a la universidad? Bah, ni de coñas… Aprobaré ese examen aunque me tenga que pegar las dos horas de examen allí sentada sin levantar cabeza.

Espero conseguirlo….

Ya les informaré sobre mi nota^^.

¡Me despido, muy buenas noches^^!





Duermo.

14 08 2009

Insisto en Que vengas a dónde yo estoy y te acurrucas a mi lado. Te Quedas dormido y pienso Que alguna vez pensé Que esto jamás ocurriría, Que todo lo Que yo soñaba jamás lo conseguiría. Tú eres más Que eso. Duermo, duermo a tu lado y siento Que eres lo más bello Que me ha pasado nunca, Que eres lo más grande de mi vida y Que no podría permitirme perderte…
Entonces despierto y no estás. Estoy en mi habitación, otra vez… De repente, me fijo y veo Que está como hace un año, me fijo Que está como aQuella mañana del anterior Agosto Que viví.
No entiendo Qué pasa, las cosas están como antes, las cosas vuelven a su sitio… un sitio en el Que ya no me gusta Que estén, porQue no estás tú y ellas tampoco.
Sigo pensando, camino por mi casa y hablo con mi padre… Tuve un sueño extraño, le dije. Se lo cuento y me pregunta Que cómo preferiría vivir. Le contesto Que yo ya había hecho mi vida en ese año, y que quería Que tú siguieras en mi vida. Esa noche casi no consigo dormir… Pienso en Que tú no te acordarías de todo el tiempo Que vivimos juntos, de ese tiempo Que no sabía dónde se había Quedado. Pasan los días, mis anteriores amigas me llaman, pero yo no Quiero salir, sólo Quiero pensar en ti y en lo Que habíamos vivido, en ésos 7 meses había sido la mujer más feliz del mundo… Con problemas, sí, pero feliz.
Y ahora, ¿Qué debía hacer?…

Salí una tarde a casa de mi abuela, ya no Quedaba otra. Me encontré contigo por el camino, te paraste, me miraste y saliste corriendo escalera abajo… Te llamé, me miraste y seguiste corriendo.  No Quise seguirte, pensé Que Quizá lo hiciste pensando en Quién será la loca ésta Que encima me llama por mi mote, cómo si te conociese. Sí, te conozco, aunQue no en vida… Te conocí una vez en sueños, aunQue tú no me habías dejado.

Ese encuentro no fue, para nada, el último. El destino nos seguía uniendo… Algo me ocultabas, lo sabía, te conocía.

Un día sentí Que debía decírtelo, y cuando te encontré no tuve valor, agaché la cabeza y una lágrima recorrió mi mejilla. Me paraste… Me dijiste: Hace unas semanas soñé contigo… y te contesté: desde ese día no puedo dejar de pensar en ti. Nos sentamos allí, donde muchas veces en aQuél sueño estuvimos, al lado de la puerta de tu casa hasta las tantas de la noche… Donde justamente descubrí Que no te Quería simplemente como a un amigo. Me contaste el sueño… daba la casualidad Que era aQuello Que pasó esos 7 meses tan felices y a la vez no tan felices de mi vida.
Te conté Que yo había soñado lo mismo… Y te besé, te besé como aQuella primera vez lo hice en aquél parque bajo la lluvia. Cerraste los ojos, al igual que yo, y nos dejamos llevar…

Cuando abrí los ojos estaba en tu cama, junto a ti, acurrucadita…

“Cariño”, te llamé… “Dime, vida”, contestaste… “Te amo”… Y nos volvimos a dormir hasta Que el día amaneció.

Aún así, sigo echando una cosa de menos de la vida Que tenía antes de esa rara mañana de Agosto.





Colores en el cielo…

10 08 2009

Recordé aquellas noches estrelladas, una de las que hace 5 o 6 años vivíamos cada año.
Pero este año era distinto… Tú no estabas y los colores que había visto otros años en el cielo no llegaban a la ventana… Nunca lo hicieron y por eso íbamos a verlos allá al campo…

Nos gustaba, era divertido ir todos, la familia… y los perritos ladrando de miedo… Qué bonito aquellos días en los que estábamos todos juntos…

Bah, sinceramente sólo te echo de menos a ti de aquél tiempo…

Aquellos colores en el cielo nos unía siempre, sabes que siempre estaremos unidos ¿verdad? Aunque sea tú y yo, los demás me dan igual…

Te quiero.





Siete.

6 08 2009

El siete, no sé por Qué, siempre me ha gustado, éste y el 17 son los Que más me gustan. Son números impares y primos… y dirás:  ¿entonces por Qué no el 5 o el 13? Pues sinceramente mi respuesta es Que el 7 me gusta (y dicen Que da suerte, ya sabes lo superticiosa Que soy) y Que esté acompañado de la unidad me encanta. Es Que el uno es un número Que representa a lo único. Como tú.

Eres único… ya te dije una vez Que no me conformaría con un clon tuyo. Aún no entiendo el por Qué de Que te hayas tomado mal eso. Sinceramente, me es indiferente y seguramente jamás entenderé la causa, lo único Que entiendo es Que te Quiero y Que estoy contigo y no con un clon tuyo o algo Que se le parezca, no sabes cuánto me alegro de ello.

Sí, repito: Te Quiero… y sabes Que no me cansaré de decíterlo.

Ser el ángel Que pasa por tu infierno sin Quemarse es lo mejor Que me podría pasar nunca. Es lo mejor Que me ha pasado.

Este mes ha sido algo estrafalario, algo distinto a los demás. El medio año nos ha sentado bien y lo Que más deseo es Que las cosas sigan como hasta ahora. Deseo Quererte aún más cada día… Y lo hago… Por eso mismo, he descubierto Que es una tontería escribir esta entrada días antes… Nunca sé cómo de más te voy a Querer mañana, así Que imagínate días después a hoy.

Hoy, día 6 de Agosto de 2009, Quiero confesarte Que en cada pensamiento Que pasa por mi mente estás tú, Que eres el dueño de mis sueños…

“Dueño de mis sueños
Quiero confesarte que deseé una vez
Que fueras dueño de mis besos…
Lo eres de mis manos y caricias
Así como lo eres de mis sonrisas…
Tú, dueño de mis sueños
me llevas a las nubes,
allá a lo más lejos…
lejos del espacio, Quizá es el infinito…
Shh.. allí nos espera un planeta chiQuitito…
Tú, dueño de mis sueños,
no se lo digas a nadie pero…
eres el rey de ese mundo
ese mundo tuyo y mío…
donde ojalá nada nos separe…
donde ojalá siempre seas mío…
Tú y sólamente tú:
Dueño de mis sueños…”

Buenas noches, te Quiero mi Príncipe.